Thera Band: gomas


El Thera band es la máquina de fitness más sencilla, práctica y útil que se ha inventado. Es un trozo de látex muy elástico y resistente, de una longitud aproximada de dos metros y los distintos colores de la banda diferencian las distintas resistencias que ofrecen.

Inicialmente utilizado por deportistas de competición, fue pasando a los fisioterapeutas y un poco más tarde llego a los gimnasios.

Sus ventajas sobre otros métodos o aparatos, portabilidad, progresividad, limpieza, peso y costo, han hecho el resto, y ahora es difícil encontrar un centro de salud deportiva o un gimnasio que no ofrezca una variada oferta de gimnasias con thera band.

Hasta actividades físicas como el Pilates se han sumado a esta forma de entender y practicar deporte. No existe especialidad deportiva donde estos elásticos no han encontrado su sitio.

Su fácil manejo y lo complicado que resultad hacerse daño mientras se utilizan han hecho que sea la mejor forma de iniciarse en el mundo de la musculación o de la gimnasia para la salud.

BENEFICIOS DEL THERA BAND

Su elasticidad es variable según el color, aunque al principio solo disponíamos de tres colores, es decir de tres resistencias diferentes, ahora la marca thera band ha sacado hasta ocho diferentes gomas con resistencias progresivas.

Su composición hace que su resistencia al estirarse sea casi lineal, es decir que opone la misma resistencia durante todo el proceso de elongación de la goma. Esto es importante ya que los anteriores elásticos, se los denomina tensores, que se usaban en fitness, estaban basados en muelles con una resistencia progresiva, lo que dificultaba mucho la ejecución de la mayoría de los ejercicios

El primer gran benéfico del thera band es su precio, con tres o cuatro gomas se pueden realizar prácticamente todos los ejercicios, ya sea el objetivo la tonificación muscular o la hipertrofia.

Su manejabilidad es incontestable, se pueden llevar en una pequeña caja y si disponemos de una colchoneta enrollable, ya tenemos un gimnasio portable.

El uso personal. Es frecuente ver sudor en las maquinas de gimnasios, y los gimnasios junto con las piscinas son los sitios más frecuentes de contagio de hongos. Los thera band son personales, los usas tú y luego te los llevas a tu casa.

Con las diferentes resistencias que ofrece cada goma, podemos trabajar desde la tonificación muscular a la hipertrofia, la mayoría de las personas.

Los tan ahora famosos ejercicios funcionales han encontrado en los thera band una forma maravillosa de expresión. Sobre todo cuando los ejercicios se ejecutan de pie y alternado las distintas extremidades.

La variación de estímulos musculares también es posible con los thera band, con este elástico es fácil trabajar el bíceps, por poner un ejemplo, desde distintos ángulos y desde distintas formas, sin cambiar de apartado.